Sin investigación sería difícil proteger nuestro entorno y adelantarse al futuro

Sin investigación sería difícil proteger nuestro entorno y adelantarse al futuro

El trabajo que realizan miles de personas en investigación pasa muchas veces desapercibido por el gran grueso de la sociedad y otras tantas no consiguen los suficientes apoyos y herramientas para materializarse en productos beneficiosos para las personas y también para su entorno. Por eso iniciativas como Spin Up son muy útiles.

Spin Up es una iniciativa innovadora que tiene como uno de sus objetivos específicos, formar al personal técnico e investigador sobre la creación de empresas spin-off. La desarrolla la Universidad de La Laguna a través de su Fundación General y es una actuación financiada por el Cabildo Insular de Tenerife al amparo del Programa TF Innova 2016-2021 del Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) y con fondos FDCAN.

En Spin Up participan algunos proyectos del programa Agustín de Betancourt, en el cual, gracias a la Oficina de Transferencia y Resultados de Investigación (OTRI) de la Universidad de La Laguna, se hace posible la transferencia de conocimientos a la sociedad.

Uno de estos proyectos es el liderado por Javier González que trata directamente la problemática de los plásticos en laboratorios. Aunque los plásticos son polímeros útiles en este sector, son muy difíciles de desechar y provocan un gran impacto en el medioambiente. Curiosamente, desarrollar nuevos polímeros puede ayudarnos a reducir estas consecuencias negativas.

En cuanto a microalgas y cianobacterias, fue llamativo el episodio ocurrido en nuestras playas en 2017. Pese a las apariencias, estos microorganismos poseen nutrientes de alto valor que pueden mejorar a niveles inimaginables la agricultura. En esto se centra el proyecto liderado por Nereida Rancel.

Desde nuestro vecino continente africano nos visita frecuentemente la calima y, como en el caso anterior, también aporta beneficios a los ecosistemas aunque no lo parezca. Sin embargo, para saber cómo afecta el polvo del Sáhara al océano sería necesario, por ejemplo, desarrollar un sistema de medición fiable. Jessica López lidera un proyecto que trabaja en este ámbito.

Y en el océano, más concretamente en las aguas de Canarias, se encuentra un rico paraíso marino en constante peligro. Pues es uno de los lugares con mayor varamientos de cetáceos por colisión debido al alto tráfico de barcos entre las islas. Desde el proyecto liderado por Patricia Arranz se quiere crear por primera vez un sistema que ayude a proteger a esta fauna tan valiosa.

Y, aunque menos visibles que los casos anteriores, las células son parte esencial de innumerables procesos biológicos. ¿Sabías que las moléculas fluorescentes son una de las herramientas más poderosas para visualizar de forma no invasiva los procesos biológicos en organismos y células vivas?

Las implicaciones son inmensas, por ejemplo, en las investigaciones sobre el cáncer o en la búsqueda de tratamientos de enfermedades. En esta herramienta poderosa de la biomedicina profundiza el proyecto liderado por Sandra Oramas.

Siguiendo la misma idea de poder observar el comportamiento de células y organismos, el proyecto que lidera Fernando Lobo pretende crear productos químicos y biotecnológicos que serían provechosos para la investigación, gestión de plagas, elaboración de fármacos…

Otros proyectos se adelantan a necesidades y supuestos futuros como es el caso del liderado por Diego Garrido. ¿Te imaginas a los insectos como parte de tu dieta?

Aunque no lo creas, los insectos aportan un gran valor nutricional y además su producción tiene muy poco impacto medioambiental. Numerosas investigaciones tratan de encontrar su viabilidad nutricional como alimento para el consumo humano.

Por último, aunque no menos importante, en el proyecto liderado por Silvia Olivia se trabaja para crear una línea de comunicación que haga la ciencia más accesible para la comunidad no científica.

Acercar la ciencia a la sociedad es de vital importancia, especialmente en los tiempos que corren. La ciencia nos ayuda a entender el mundo y a no caer en bulos que pueden resultar dañinos para el conjunto de la sociedad.

Aunque no se nombren en esta pieza todos los proyectos que participan en la iniciativa Spin Up ni en el programa Agustín de Betancourt, sí queda en evidencia la importancia de dichas investigaciones, tanto para la sociedad como para los ecosistemas, el medioambiente y, en definitiva, nuestro entorno.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad